Buscar en este blog

martes, 8 de enero de 2013

Muchos no necesitan a nadie



Cuando un individuo quiere crear una empresa, las caras o factores que componen ese cubo son unos; y cuando un sujeto quiere crear empresas con todos, entonces ese cubo ya no corresponde a una miniaturización del primero.

Es decir, que la pieza que necesito para crear empresas se reduce a un cubo de voluntad. A diferencia del individuo que actúa en solitario que debe disponer de un cubo compuesto de los cuatro (cinco) factores que son requisitos para que surja una empresa: la idea de empresa, la inteligencia general, la inteligencia específica, el capital, y a voluntad.