Buscar en este blog

jueves, 4 de junio de 2015

PROYECTO GENEXXIS: Plataforma para... (Ponencia2009)


PROYECTO GENEXXIS: Plataforma para el protagonismo económico y social.

Texto de la ponencia participante en el evento Mundo Internet 2009
(puede ser que ya no te encuentres la web de este evento)

AVISO: 
Los enlaces en la actualidad pueden apuntar a sitios eliminados de la red.

INDICE
  1. RESUMEN.
  2. ¿QUÉ ES INTERNET?
  3. ESPIRAL TECNOLÓGICA.
  4. ACTORES DE LA RED.
  5. TERMINALES: USOS Y UTILIDADES.
  6. ESTA ES LA CUESTIÓN.
  7. INTERESES COMUNES.
  8. LA BRECHA.
  9. UN NUEVO SER NACE.
  10. QUEREMOS PARTICIPAR E INFLUIR.
  11. IDEALISTAS EN LA RED.
  12. ERES UN HOMBRE NUEVO.
  13. 10 EUROS.
  14. UN MILLÓN DE IDEALISTAS.
  15. EL PROYECTO GÉNEXXIS.
  • El lugar de encuentro.
  • El CMS de desarrollo.
  • La Interfaz.
  • Breve historia y actualidad.

    RESUMEN
    Qué suponen las tecnologías de la comunicación y especialmente internet para el hombre del siglo XXI, siglo de las tecnologías, de la comunicación, de internet, y de la sociedad de la información y del conocimiento.
    ¿Modificarán estas tecnologías las estructuras económicas y sociales? ¿Se verán afectadas las relaciones de poder e influencia de los agentes económicos?¿Surgirán nuevos agentes, nuevos actores?
    La siguiente exposición son reflexiones sobre las cuestiones que puede plantearse cualquier persona respecto a su incorporación a la red desde un punto de vista notoriamente sugerente: la invención de estas tecnologías, su evolución y su desarrollo impulsa a la sociedad hacia la igualdad se quiera o no.
    Proceso que puede dilatarse más o menos en el tiempo cuanto más tardemos en reconocer el potencial de estas tecnologías e implicarnos como protagonistas activos en la toma de decisiones sobre la preferencia en desarrollar unas u otras.
    O quizás no sea así; pero hay que volver a replanteárselo. Si es posible construir una plataforma que permita a cualquier persona ser agente o actor económico  entonces el protagonismo se extenderá sobre la población; mientras que si esa plataforma es una entelequia o un imposible el poder y la influencia seguirá en manos de los mismos actores.

    ¿QUÉ ES INTERNET?
    "Internet es un método de interconexión descentralizada de redes de computadoras implementado en un conjunto de protocolos denominado TCP/IP y garantiza que redes físicas heterogéneas funcionen como una red lógica única, de alcance mundial." (wikipedia)
    Internet es una red de redes. Es importante significar que internet es un canal de comunicación que conecta computadoras. Nada más. Independientemente de lo complejo que sea el sistema o método de conexión. En no pocas ocasiones oímos decir: “me voy a conectar a internet”. Sí es una forma de hablar; pero para el ser humano que se plantea la utilidad de este invento, no es así, o no es tan fácil. Internet es una red que conecta computadoras pero no las regala.

    ESPIRAL TECNOLÓGICA.
    Desde 1969, en que se fecha la primera red interconectada, la evolución ha sido constante,  sumida en la espiral de la tecnología y de la ciencia informática de la que forma parte inseparable.
    El crecimiento de la red es constante, cada día nuevas computadoras  se conectan a la red. Y si esta constante continúa el límite será el número finito de la población mundial.
    Desmarquemos aquí que aunque son seres humanos los que inventan y desarrollan estas tecnologías, pensamos en estos equipos de investigación y desarrollo como pertenecientes a la comunidad científica; distinguidos por compartir un método de trabajo común: el método científico. El progreso tecnológico no es algo que el ser humano pueda parar porque está condicionado por esa dinámica o espiral del conocimiento.
    ¿Se verá el ser humano empujado a incorporarse a la red?

    ACTORES DE LA RED.
    ¿Quienes son los que suman sus ordenadores a la red? Y consecuentemente, ¿quiénes son los habitantes en este mundo? Reconocemos cuatro grandes grupos compuestos o participados por:
    1) El hombre como individuo.
    2) El hombre como ser social.
    3) Las Instituciones y Administraciones Públicas.
    4) Los agentes económicos y empresariales
    Estos cuatro grupos ya existían antes de la red global. La red es desarrollada por los integrantes de estos grupos y  los usos y utilidades corresponden pues a la esencia de estos actores, estos creadores y estos participantes.

    TERMINALES: USOS Y UTILIDADES
    El ser humano que se incorpora a la red lo hace con su bagaje personal: su inteligencia, su sensibilidad, su voluntad, su carácter, su personalidad, sus motivaciones, su ideología, sus aspiraciones, sus ideales, su escala de valores, etc.
    Los miembros de estos grupos incorporarán sus terminales u ordenadores a la red para satisfacer aquel bagaje personal para lo cual los equipan con las características, funciones y utilidades propias de cada grupo.
    Por ejemplo, una administración sumará a la red una computadora para cumplir con las funciones determinadas por la ley. Una empresa pensará sobre las ventajas y beneficios de tener presencia en internet para lo que añadirá su computadora. Una asociación añadirá su ordenador para dar a conocer sus objetivos. Una persona incorporará su ordenador para relacionarse con todos los demás grupos. Etc.
    En resumidas cuentas y lo significativo en este apartado es que los usos y las utilidades que existen en la red son creados y establecidos por los actores de los grupos de acuerdo a la computadora que incorporan y a los programas que éstas computadoras ejecutan.

    ESTA ES LA CUESTION.
    ¿La red cambia mi poder de participación y de influencia en el mundo?
    No caben muchas dudas sobre ello. Si internet es un canal de comunicación, que se define como global, el ser humano que lo utilice puede comprobar, por ejemplo, que derechos relacionados con la libertad ideológica, la libertad de expresión, los derechos de asociación, son más fáciles de ejercer y más veces. Facilidad que estará determinada como hemos dicho por las máquinas o servidores y sus programas o aplicaciones. Una asociación no conectará un servidor normalmente a la red sino que alquilará un espacio para su web a un proveedor que ofrezca este servicio, es decir, a una empresa.
    Vemos pues que internet es utilizada por los integrantes de esos cuatro grupos de actores que interactúan unos con otros y entre sí mismos,  persiguiendo cada uno de ellos sus propios intereses. Adviértase que los individuos pueden pertenecer a varios grupos al mismo tiempo. No son grupos estancos.
    Después de considerar que nuestra capacidad de participación aumenta gracias a los servidores, de aplicaciones y de servicios, por un lado; y a internet, que nos conecta a ellos, por otro. Nos preguntamos si nuestro poder de participación se ve acompañado con un poder de influencia.
    Para responder a esta pregunta tendremos que acomodarnos a los grupos establecidos y concretar el significado de la palabra influencia en cada uno de ellos.  Es decir, según sea la esfera (privada, social, institucional, económica) así será distinta y diferente el significado y amplitud del  término “influencia”.
    Dejaremos al margen en estos momentos al grupo de las instituciones y organismos públicos por estar reguladas por imperativos legales.
    Es por lo tanto evidente y constatable que dentro de los grupos actores, la participación y su consecuente influencia está establecida en grados diferentes. Es decir, no todos los miembros de un grupo tienen el mismo poder y la misma influencia.
    Dejaremos aquí al margen al grupo participado por las personas individualmente consideradas, precisamente por el ámbito privado de estas acciones. Su influencia dentro de la red estará determinada por el reconocimiento de autoridad moral, intelectual, etc. que le otorguen los otros individuos.
    Nos quedan dos grupos que son los que detentan el poder y la influencia: las organizaciones sociales y las empresariales. Vamos a simplificar uniendo ambos grupos en uno sólo. Y para ello por un lado dejaremos impreciso el concepto “poder”; y por otro definiremos “empresa” como lo hace el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española: “Acción o tarea que entraña dificultad y cuya ejecución requiere decisión y esfuerzo”. Lo llamaremos el grupo del poder.
    Mientras que al grupo del hombre individual pertenecen todos los que se añaden a la red. Al grupo del poder pertenecen los que tienen voluntad para estar y ponen esfuerzo para mantenerse. Sólo diremos que toda participación, toda actividad de los miembros en este grupo de poder influirá de alguna manera.
     No nos importa determinar quiénes son los más influyentes porque todos en este grupo lo pretenden; pero no todos pretenden los mismos espacios de influencia ni en el mismo grado.
    Sin embargo sí que debemos advertir dos elementos que son significativos por determinantes en las acciones que acometen los actores del grupo de poder. Por un lado está el distintivo de nuestro sistema económico con el que se puede acometer cualquier empresa (recordemos que hablamos de empresa con un sentido amplio) y que es el dinero. El otro elemento son los encuentros que se producen en la red entre personas que comparten intereses comunes y que pueden alcanzar a formar agrupaciones muy numerosas.

    INTERESES COMUNES.
    Recordemos la imagen de la espiral tecnológica que incita a solucionar cada nueva necesidad.
    La red nos descubre que las ideas que uno tiene son compartidas por otros, pero sin un servidor o computadora y sin las herramientas o aplicaciones adecuadas, no dejan de ser encuentros temporales, limitados y superficiales.
    Es una evidencia que existen ideas en la red de todo tipo y que básicamente podríamos englobar en dos grupos: las ideas que piensan en la red para beneficio propio y extender su poder sobre los demás (competir); y las ideas que piensan en la red como un canal de comunicación para la colaboración y la distribución del poder.
    De este encuentro de ideas comunes surge la necesidad de plataformas, programas, aplicaciones y herramientas, adecuadas para la colaboración y surgen así los denominados CMS (sistemas de gestión de contenido).
    Van apareciendo CMS diferentes según los propósitos y los objetivos que nacen de aquellas ideas comunes. “Hay multitud de diferentes CMS. Los podemos agrupar según el tipo de sitio que permiten gestionar” (Wikipedia)
    No vamos a comentar todos los CMS que existen ni haremos una agrupación según sus tipos pues ello podemos encontrarlo con mayor detalle y mejor explicación en la Wikipedia, por ejemplo. Unicamente reconocer que existe un tipo caracterizado por ser creador de CMS, es decir, gestores de contenido para desarrollar proyectos como por ejemplo un CMS específico.

    LA BRECHA
    Parece que nos hemos olvidado de aquel ser humano que empezaba a plantearse cómo afectará la tecnología a su desarrollo vital. Y al tiempo que entramos en la espiral tecnológica, en los requisitos técnicos, en el gasto económico, el acceso, el gasto de energía que supone participar en los tres grandes grupos de la red, la adquisición de los conocimientos que exige la nueva tecnología, etc., etc., etc.,  demuestra que los habitantes de la red poseen niveles de conocimiento y de comprensión muy diferentes. E incluso nos lleva a pensar en la necesidad de poseer unas capacidades intelectuales previas para acceder a la red. Todo lo cual desmotiva al ser humano a seguir interrogándose sobre los beneficios que le aportaría incorporar estas tecnologías en su vida. Y eso sin advertirle el uso criminal y delictivo que hacen de la red miles de usuarios.

    UN NUEVO SER NACE
    Pero este ser humano no abandona su reflexión pues conoce los elementos que componen el invento que debe adaptar a su vida.
    ¿Es el ser humano quien se proyecta dentro de la red? O ¿podemos consideran a un ser en la red que se proyecta hacia el exterior?

    QUEREMOS PARTICIPAR E INFLUIR
    Nos decidimos por lo tanto por el planteamiento de la cuestión del poder no para mí sino para un ser humano cualquiera que deseara influir en el mundo ya no estableciendo unas aspiraciones concretas sino creciendo y descubriéndolas en el propio sistema o en la propia red. Volvemos a recordar el movimiento espiral de este invento por lo tanto no podemos determinar en el principio cuál será la influencia que se consiga en un final que jamás alcanzaremos.
    Este ser humano nuevo, considerado como un recien nacido dentro de la red, independiente de su yo carnal, con una única idea, su deseo de querer participar e influir en el mundo, se encuentra en la oscuridad de la red “caminando” con otros seres humanos con esa única idea. Porque, como hemos presentado anteriormente, los únicos que tienen poder e influencia son el hombre como ser social y los agentes económicos o empresas.

    IDEALISTAS EN LA RED
    Aquí no debemos llevarnos a error y empezar a debatir y discutir sobre el idealismo y los idealistas. Este hombre nuevo perderá si se despista tratando de convencer a los que se dicen a sí mismos que son idealistas, a los que hablan de que otro mundo es posible, a los que piensan en ayudar a sus semejantes o proteger la naturaleza. Estos son algunos ejemplos de aquellos equipajes personales, ideologías personales, que distraen el estudio del potencial de la red.
    Los idealistas que tenemos que contar, contabilizar, son o tienen la característica que ya hemos mencionado y volveremos a repetir por su importancia y es la de ser un hombre nuevo (una persona distinta del yo como individuo de carne y hueso). Es decir, tenemos a un ser humano con una única idea, que consiste en querer participar en el mundo, y buscando otros seres humanos en la red que la compartan.
    Ahora, en este sentido, en la red está la resolución contable. El número de seres humanos que tienen esta idea será un número fíjo, un número determinado. Por lo que el poder que suponga este número corresponderá con su influencia.
    Ahora bien, para entrar en el grupo de poder de los agentes económicos es necesario incorporar el elemento distintivo del sistema: el dinero. Objeto que tiene que acompañar a este hombre nuevo en la red. Se debe establecer pues la cantidad de dinero por la cual se reconocerán como tenedores de una idea común.
    Llegamos pues a imaginar a un ser humano dentro de la red con una idea germinal, el deseo o voluntad de participación e influir en el sistema, y cuestionándose sobre lo que le aportan las tecnologías de la comunicación e internet a ese deseo.

    ERES UN HOMBRE NUEVO
    Para dar sustancia a esta reflexión pongámonos en la piel de ese ser humano andando por la malla de internet buscando a otros idealistas como él.
    No nos olvidamos que debemos establecer una cantidad de dinero porque si no no podremos participar en el grupo de los agentes empresariales. La cuestión aquí es ¿qué cantidad?, ¿a quién consideraremos en la red,  nuestros iguales?

    10 EUROS
    Esta elección es importante porque está diciendo o está estableciendo o está informando de los valores raíz de ese ser humano. La elección de esta cantidad nos sitúa en las corrientes o movimientos filosóficos de la red. Aquellos que quieren situarse por encima de mí o aquellos que se sitúan a mi lado.
    Cuanto más pequeña sea la cifra más seres humanos podremos entrar o dicho de otro modo no será causa de exclusión para nadie.

    UN MILLON DE IDEALISTAS
    Planteemos la hipótesis de la existencia en la red de un millón de idealistas, de nuestros hombre nuevos, con la idea de querer participar e influir en el mundo, cuestionándose el uso de internet en este propósito y con un patrimonio personal de 10 euros. Podemos imaginarlos desplazándose en la red y podemos imaginar encuentros esporádicos, casuales, pero a la vez efímeros. La red no es más que un canal de comunicación en el que no podemos permanecer indefinidamente. Hasta que llega un momento en el que se van estableciendo lugares donde fijar la idea, lugares de encuentro fijo y permanentes.

    EL PROYECTO GENEXXIS.
    Ponerse en la hipótesis de imaginar que existe un millón de idealistas permite advertir el potencial latente en esta red, y al tiempo percatarnos de la complejidad de la empresa.
    Con el nombre de Proyecto Génexxis se pretende pues distinguir e iniciar el plantemiento de toda esa complejidad con la intención de resolver los inconvenientes y dificultades o en la constatación de estar ante una empresa imposible de conseguir.
    Enunciaremos tres de los elementos más importantes por considerarlo hitos en la evolución del proyecto Génexxis:

    1. El lugar de encuentro.
    2. El CMS de desarrollo.
    3. La Interfaz.

    1. El LUGAR DE ENCUENTRO
    Por muchos escaladores que quieran alcanzar la cima del Everest ninguno lo conseguirá si no existe un lugar donde puedan sumarse a la expedición.
    Un lugar de encuentro en la red de redes supone incorporar una computadora con esa función, o bien utilizar una computadora ya conectada. Hoy en día, hay muchas empresas de este sector tecnológico que ofrecen servicios (foros, grupos, redes sociales, etc.) que pueden servir para este propósito.
    Aunque el uso de estos servidores gratuitos conlleve la carga de la publicidad, o la lentitud en las descargas de las páginas, la incertidumbre de la continuidad del servicio, por ejemplo, no podemos decir que establecer lugares de encuentro en internet sea problema. Decenas de servicios y de ofertas gratuitas en la red pueden servir perfectamente para ser lugares de encuentro de personas afines.
    Ahora bien, esta gran oferta de posibilidades supone en un principio una dispersión de esa gente afín en lugares distintos para evolucionar para evolucionar hacia un único lugar para todos.

    2. EL CMS DE DESARROLLO
    Por muchos que tuvieran la idea de subir al Everest y para ello se reunieran en cualquier sitio no avanzarían ni un metro hacia la cima si no dispusieran de métodos o formas para interactuar.
    Las aplicaciones para el trabajo compartido se presentan desde el sector privado, el software libre, y el código abierto. Programas, aplicaciones o paquetes de software descargables e instalables en nuestro propio servidor, o disponibles en servidores gratuitos.
    Mencionar como un ejemplo la iniciativa ourproject.org que “pretende ser una herramienta que facilite el trabajo cooperativo entre personas de cualquier parte del mundo, clase y condición, promoviendo la reunión, el intercambio de ideas y la solución conjunta de los problemas, con la condición de que los resultados de los proyectos queden libremente expuestos en ésta misma herramienta, y al alcance de cualquier persona que los necesite.”
    Hay que aclarar un punto importante en este momento pues el CMS que se busca o que se requiere es un CMS de desarrollo y no de participación arbitraria. Esto significa que todos los miembros pueden participar en principio pero no de forma caótica y despreocupa.
    El orden o esquema a seguir será el de cualquier otra empresa. Y requerirá los mismos apartados e informes que permitan a esa comunidad de idealistas tomar la decisión de constituirse o no dentro del grupo de poder como un agente o actor más.

    3. LA INTERFAZ
    Si llegan a tomar la decisión de convertirse en un nuevo agente o actor en el sistema ecómico y social será porque habrán conseguido una interfaz adecuada al nuevo CMS de propósito específico de la creación de empresas.
    ¿Cómo debe ser una interfaz que nos proporcione protagonismo económico y social a partes iguales?
    Esta es una pregunta de la espiral tecnológica. Es independiente de si se comparte la idea de crear una plataforma o no, para verse impelido a responder a la pregunta. Por eso se decía al principio que la tecnología nos llevará a la igualdad queramos o no queramos.
    Usted que es un científico, un catedrático, un técnico, un investigador, un estudioso, un profesional... o simplemente aficionado a las nuevas teconologías y a internet, tendrá una respuesta, una opinión, quizás un estudio propio.
    Su opinión autorizada es importante y sabe que será bien recibida y publicada en la red social Genexxis.

    BREVE HISTORIA Y ACTUALIDAD
    En lo que a mí respecta mis esfuerzos empiezan en el año 2.000 y en dicha época no se llamaba proyecto Génexxis al utilizarse servidores gratuitos de espacio web.
    El nombre se eligió en el 2003 al decidir disponer de un espacio web propio, la elección de un dominio se hizo necesaria y se llegó a “Génexxis” como producto de la palabra génesis (origen o principio de algo) y el número romano XXI (en relación al siglo que empezábamos).
    Se utilizaron servidores gratuitos de alojamiento, de foros, listas de correo. Se contrató un pequeño alojamiento web para instalar gestores de contenido como Php-Nuke y más utilizado el Post-Nuke.
    En marzo de 2009 la idea se presenta en la iniciativa Opent Talent y en la fase de votación popular la idea recibe 4 votos. Lo curioso de esta cifra es que en la red Génexxis estaban apuntados 46 miembros.
    En el 2008 se pasa a una plataforma de redes sociales como lugar de encuentro (http://genexxis.ning.com) (La empresa eliminó las redes gratuitas) y a un blog como medio de opinión personal (http://genexxis.blogspot.com).
    Además se han creado o abierto otros espacios de apoyo gracias a empresas que ofrecen estos servicios gratuitos como:
    http://www.genexxis.com/  (se abandona el dominio en 2015)

    AVISO:  Los enlaces en la actualidad pueden apuntar a sitios eliminados de la red.